El Ministerio de Justicia prevé más de 55.000 concursos de acreedores en 2020 y 2021

De confirmarse, estaríamos ante un récord absoluto en España; sin comparación, siquiera, con la crisis de 2008 y 2012 en la que se alcanzaron los 10.000 casos anuales de insolvencias empresariales.

Las previsiones apuntan a un incremento de casi el 250% durante lo que queda de 2020 respecto a los datos de 2019; con lo que se pasaría de los 6.600 concursos de acreedores del año anterior a más de 16.000, la inmensa mayoría en los 7 meses que quedan de año.

El incremento se dispararía hasta el 600% en 2021 que arrojaría un volumen de 40.000 empresas en concurso de acreedores.

Las cifras en Galicia representan un 2020 cerrado con más de 700 empresas concursada y un incremento hasta las 2.800 en 2021; frente a los 296 procedimientos iniciados en 2019.

Sin embargo la cifra que dará medida de la debacle empresarial que se avecina y de su repercusión en la economía del estado, las rentas y el paro; no es la de los concursos que inicien en estos meses su procedimiento sino la que refleje cuántas empresas consiguen superarlo.

Ahora es más importante que nunca recordar que el objetivo final del concurso de acreedores no es sino la rehabilitación de las empresas como entidades económicas solventes. En ese sentido, la verdadera magnitud de la catástrofe sólo se verá si no somos capaces de evitar que sólo el 8% de las empresas concursadas salgan del proceso con un hilo de vida.

Resulta por lo tanto vital que los empresarios actúen con previsión, tomen conciencia de los  instrumentos legales que tienen a su disposición y ante una eventual insolvencia actúen con diligencia y pragmatismo para no de repetir los errores cometidos en la anterior crisis y reproducir las tan negativas consecuencias que trajo consigo.

Share your thoughts